Mejora tu regalo de Navidad con LOA

Antes de compartir contigo mi manifestación navideña, quiero aprovechar el comienzo de este nuevo año para agradecerte por leer los artículos de El Aprendiz de LOA.   Deseo que en este 2018 domines tus emociones y pensamientos para permitirle al Universo entregarte una mayor cantidad de manifestaciones de los deseos que has puesto en tu vórtex.

Deseos que están listos para ser manifestados en el momento en que tú lo permitas con tu alineación.   Mientras tanto, te ofrezco acompañarte en el proceso, ayudándote con más tips y testimonios para facilitarte el proceso.  También te recomiendo inscribirte al boletín para que recibas la más reciente información directamente a tu correo.

Quizás no celebres la Navidad, por la religión que profesas o por tus creencias.  Si es así, permíteme utilizar la Navidad simplemente como un pretexto para demostrarte mi aprecio y respeto.  Recordemos que no importa el pretexto que utilicemos para sentir aprecio y alinearnos.

Y entrando de lleno al testimonio navideño, a continuación te platicaré la afortunada situación que me ocurrió gracias a LOA (Law of Attraction).  Claro que es un poco impreciso decirlo así, pues pareciera que estoy dejando implícito que sólo algunas cosas ocurren gracias a LOA, cuando en realidad todo nos pasa por el efecto de LOA en respuesta a nuestras vibraciones.

Mi enfoque, como en la mayoría de mis artículos, se refiere a manifestaciones curiosas en las que la correlación de los eventos ocurridos y mis pensamientos recientes es más fácil de identificar.

La manifestación que platicaré a continuación está relacionada con el obsequio que recibí en mi intercambio navideño, cuando circunstancias y eventos afortunados me permitieron recibir más de lo que se supone que me correspondía.

El intercambio navideño

Por si no estás familiarizado con el tema de los intercambios de obsequios, te explico un poco:

En algunos países, como México, es costumbre participar en un intercambio de regalos, principalmente para Navidad.  Es una buena forma de no descapitalizarse ni decepcionar a nadie en una temporada en que la gente cercana espera recibir un regalo de tu parte como una prueba de tu cariño. Con este método evitas que alguien se sienta ofendido o celoso cuando no recibe un regalo de tu parte.

En lugar de tener que comprar obsequios para todos tus amigos, conocidos o familiares, participas en un sorteo, en el cual sacas un papelito con el nombre de la persona a la que le darás obsequio.

Tu nombre, y el nombre de todos los demás participantes se escriben en diferentes papelitos, se doblan y depositan en un recipiente; y la suerte (tus vibraciones y las del grupo) determinan quién le regala a quién.  Con este mecanismo todos reciben un regalo, o como verás más adelante, por lo menos eso es lo que dice la teoría.

Además, se suele establecer el rango de precios para el obsequio, de forma que sea justo y todos reciban regalo con precio similar… pero, como lo veremos en mi testimonio, eso es también algo que dice la teoría.

El intercambio en el que participé fue con mi familia política, con motivo de la reciente Navidad.  Realizamos el correspondiente proceso de sorteo de papelitos con bastante anticipación, desde principios de diciembre.  Un problema que se presentó consistió en que, a las dos semanas ya a algunos de los participantes habían olvidado el nombre de la persona a la que le debían regalar.

¿Repetir el sorteo es mala suerte o buena suerte?

La situación anterior podría haberse convertido en motivo de molestia para los que no sufrimos de ese tipo de amnesia. Por suerte para todos, nadie había comprado aún su regalo, así que no hubo problema en repetir el sorteo.  Como verás más adelante, esta situación aparentemente desafortunada fue parte del camino de menor resistencia hacia mi manifestación.

Nunca te quejes de las situaciones inesperadas, aunque parezcan desafortunadas, pues al mantener tu alineación podrás permitirle al Universo que incluso aquello que aparenta ser desafortunado, se convierta en un paso más hacia tu manifestación.

Aunque no estábamos todos los involucrados presentes en la segunda repartición de los papelitos, nadie tuvo conflicto con ello, pues no se quería retrasar más el proceso.  Como veremos más adelante, este hecho fue otra de las circunstancias que facilitó el camino hacia mi manifestación.  Como ya dije: no hay que quejarnos de las circunstancias, pues si las aceptas con buen humor, es decir, desde tu alineación, podrías brindarle al Universo un camino para la entrega de tu próxima manifestación.

Disparando tus cohetes de deseo

Se determinó que el rango de precio de los obsequios debería de estar entre los $800 y $1000 pesos mexicanos, es decir, el equivalente a unos 50 dólares.   Aprovechando la tecnología, se abrió un grupo en un chat donde todos los participantes podían mencionar los posibles obsequios en los cuales estaban interesados.   De esta forma, sería más probable que cada quien recibiera un regalo que le agradara.

Como dato a considerar, el último que externó lo que deseaba como regalo fui yo, y eso porque los demás insistieron en que lo hiciera.  ¿Esto qué quiere decir? Que aunque me interesaba, no era algo que me quitara el sueño. Y recordemos que los deseos más fáciles de manifestar son aquellos que no te causan algún tipo de tensión.  Irónicamente, los deseos más fáciles de manifestar son aquellos en los que te tomas muy a la ligera su manifestación.

Sé que esto le parecerá injusto a mucha gente, pero desde cierta perspectiva pareciera que los que obtienen más manifestaciones son los que menos preocupación tienen por la manifestación de sus deseos.  La mayoría cree que entre más lo desee alguien, más lo merece.    El problema que yo he visto es que la gente confunde el tener un deseo intenso, con tener la urgencia o necesidad de que ese deseo se manifieste.  Lo primero sí es útil, pero lo segundo es contraproducente.

Fue por tanta insistencia de los participantes, que tuve que buscar algunas opciones que pudieran considerar para mi regalo.   Hasta ese momento recordé que no me caerían mal unos zapatos nuevos, dado que tenía la opción de elegir.   Así que esa fue la opción que sugerí en el chat del intercambio, explicando las características de los zapatos que deseaba.  Incluso mi esposa, quien parecía más interesada en que yo tuviera mi regalo, mandó una foto al chat para que no hubiera confusión.

La marca de zapatos que uso normalmente, se salía un poco del presupuesto que se asignó como límite para el intercambio.  Por lo tanto sugerí una marca que tiene un modelo similar, pero con un precio más accesible.

¡Aprende LOA gratis por correo!

Aprende los secretos de la Ley de Atracción de una forma simple, práctica e interesante con el Aprendiz de LOA

Podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Una muestra de mi vibración activa

El detenerme a pensar en el tema de los zapatos activó esa vibración.  Lo sé porque cuando activas alguna vibración el Universo te da manifestaciones que lo reflejan.  Y el Universo se encargó de demostrármelo con una manifestación.  A pocos días de haber puesto atención al tema de los zapatos, mi papá me pidió que le regalara para Navidad justamente el modelo, color y marca de los zapatos que propuse para mi en el chat.

Eso no sería tan extraordinario si no fuera porque mi papá no tenía nada que ver con el intercambio.  Ni tendría nada de extraordinario si no fuera porque él nunca había usado ese modelo y mucho menos ese color de zapatos.

Ni mi papá, ni nadie que estuviera en contacto con él sabía que yo había pedido justamente ese modelo en un intercambio de regalos.  El intercambio era con mi familia política, no con mis papás o hermanos.  ¡Es más! Ni mi papá, ni nadie que estuviera en contacto con él sabía que yo estaba participando en un intercambio de regalos navideños.

Como siempre, podríamos llamar coincidencia a estos dos eventos totalmente desconectados.  Aunque, como no existen las coincidencias, lo considero una muestra de mis manifestaciones activas en ese momento.

Llegó la Navidad

El día de Navidad celebré con mi familia política (no con mi papá) y disfrutamos de una deliciosa cena y un momento de alegría.   Para dar paso en seguida al gran momento: ¡la esperada entrega de los regalos de intercambio!

Todos estaban a la expectativa de quién le regalaría a quién, y qué regalo recibiría.   Es un momento en el que solemos divertirnos con las bromas que surgen ante la emoción de lo que implica el intercambio.

Uno a uno, el misterio se fue descubriendo ante la sorpresa de los presentes.  Cada participante fue entregando en cadena su obsequio.   Comenzamos con una de mis hijas, quien le obsequió a una de sus tías.  Dicha tía era entonces quien tenía que entregar su regalo; el cual fue para una de sus hermanas. Entonces ella le entregó a otra de mis hijas, y fue ahí cuando me involucré en el intercambio.  Mi hija me entregó mi obsequio.

Debido a que mi hija es aún pequeña, fue mi esposa la que me compró el obsequio.  No te costará trabajo adivinar que el regalo consistió en unos zapatos.   Sólo que, como fue mi esposa la que pagó por mi regalo, decidió comprarme el modelo más caro, que se salía del presupuesto, y no la alternativa que yo había sugerido.  Eso sólo podía haber sucedido si mi nombre le tocara a mi esposa o a mi hija.

Esto fue afortunado, pues me convertía en ese momento en la persona que recibió el regalo más caro, arriba del presupuesto que se había asignado en el intercambio.  Pero, sé que no es lo suficientemente impactante para que ser la razón principal para escribir un artículo en este sitio.  Lo mejor sucedió más adelante.

Cuando los descuidos trabajan a tu favor

Aunque ahí se debería de haber terminado mi fortuna con el intercambio, no fue así.  Los dos eventos que mencioné hace un rato; el del sorteo que se tuvo que repetir y el hecho de que no todos estuvieran presentes a la hora del sorteo, rindió frutos especiales que me favorecieron de una forma en que no deberían de haberlo hecho en un intercambio tradicional.

Uno a uno se fueron entregando el resto de los obsequios.   Yo entregué el regalo que compré, y de ahí continuó la cadena de una forma normal.  Hasta que, otra de mis cuñadas se levantó con su regalo y se dirigió…. ¡a mí!

¿A mí?  Pero, si ¡yo ya había recibido mi regalo!

De acuerdo al procedimiento de intercambios, nadie puede recibir dos obsequios.   Si eso pasa, significa que alguien más dejará de recibir regalo.

Después de algunas bromas al respecto, y sabiendo que a pesar de la confusión, mi regalo no podría ser usado para la persona desafortunada que no recibiría regalo, decidimos abrirlo.

No fue mucha sorpresa descubrir que se trataba de los zapatos con la marca alternativa que había pedido.   Así que ahora no sólo tenía el par de zapatos que deseaba, y que mi regalo fuera el único que superaba por mucho el presupuesto asignado. Ahora tenía dos pares nuevos de zapatos y era el único que había excedido por mucho más, el presupuesto del intercambio.

¿Qué había sucedido?  Quienes hicieron los papelitos con los nombres habían sido muy cuidados de no repetirlos u omitir alguno.

Circunstancias para la manifestación

La parte lógica consistió en que la persona con el error, la que me obsequió mi segundo par de zapatos, no estuvo presente en el sorteo de los papeles con los nombres.

Por otra parte, mi hija pequeña, la que realmente sacó el papelito con mi nombre, olvidó su papelito con mi nombre en la mesa de la sala, en la casa de mi suegra.

Cuando llegó mi cuñada y pidió el papelito que le había tocado en el sorteo, mi suegra se confundió y le dijo que un papelito doblado, que se encontraba sobre la mesa de la sala, era el que le correspondía a ella.  ¡Si, el que olvidó mi hija con mi nombre!  De esta forma los eventos hicieron que yo recibiera dos obsequios mientras que mi suegra, que fue la de la confusión con los papeles, no recibiera regalo alguno.

Habrá quien quiera reducir todo esto a un simple malentendido que me benefició, en lugar de calificarlo como una manifestación de la Ley de Atracción.   Pero, esto me sirve para aclarar algo importante con respecto a LOA:  ninguna de tus manifestaciones llegará de la nada.  Todo lo que te sucede, por más insignificante que sea, es una manifestación.    Todas suceden por la combinación de eventos, ideas, circunstancias, coordinadas por el Universo como respuesta a tus vibraciones, que al final terminan favoreciéndote con tu deseo; si es que logras alinearte.

O, si tus vibraciones están desalineadas, lo que recibirás podría no ser de tu agrado.   Por eso, la gente no sólo recibe regalos de navidad que le agradan y otros que le desagradan, sino que también manifiesta enfermedades y eventos desagradables.  El Universo nunca deja de responder a las vibraciones que todos emitimos.  Lo difícil, lo sé, consiste en descifrar cuáles son los pensamientos a los que reaccionamos y provocaron tal o cual manifestación, afortunada o desafortunada.

LOA parece magia cuando no la comprendemos

Si crees que manifestar con LOA consiste en que te caiga de una nube el millón de pesos que deseas, sin importar tus pensamientos o emociones, estás equivocado.   Para que una manifestación ocurra, tienen que pasar eventos que de forma aislada parecerían simples casualidades o eventos sin importancia, cuando en realidad todo es parte del camino que coordina el Universo desde su inteligencia infinita. Desde esa perspectiva cualquier manifestación parecerá tan sólo el siguiente paso obvio que tenía que ocurrir ante esa serie de eventos previos.  Este es un tema que merece ser explicado a más detalle, por lo que en algún otro artículo lo haré.

Por esta misma razón es que los escépticos siempre tendrán una forma de pretender demostrar que no fue LOA la responsable de una manifestación, sino que hubo causas naturales por las cuales ocurrió un determinado suceso.   Lo que no podrán explicar es por qué en todas ellas coincide que exista una correlación entre los pensamientos, emociones y manifestación de la persona que tuvo una determinada manifestación.    En mi caso sólo expongo casos en los que muy poco antes de la manifestación puse mi atención y emociones al mismo tema relacionado con la manifestación. Es decir, en los que se alcanza a notar más claramente la correlación.

LOA y los escépticos

Cuando un escéptico decide refutar la participación de LOA en una manifestación que alguien ha atribuido a esta Ley Universal.  Si pretende que su opinión sea de valor, debería de contemplar y analizar las emociones y pensamientos involucrados de la persona beneficiada, y probablemente también la de los terceros que participaron en el proceso.

Si no son contempladas, sería fácil suponer que la manifestación fue la conclusión natural de las circunstancias y eventos ocurridos (lo cual tiene que ser justamente así, por cierto). En el mejor de los casos, dirían los escépticos, aceptará que sucedieron con tiempos afortunados entre sí.  Es decir, concluirían equivocadamente, que por tener una explicación científica no puede ser producto de LOA, lo cual es falso.  La ciencia y LOA sólo se mantendrán separadas mientras el método científico esté limitado para poder medir y comprobar los sucesos que ocurrieron.

Algo interesante y que los seguidores de LOA tienen que aprender a aceptar es que toda manifestación tiene una explicación científica, o la tendrá según avancen más los métodos científicos y dispositivos de medición.   Pero, debemos de tener cuidado en no ver esto desde una perspectiva limitada.  Es sólo cuando logras vislumbrar la perspectiva amplia del Universo que podrías tener una leve idea de cómo es que todo se interconecta más allá de nuestra comprensión.

La mayoría de la gente cree que si LOA fuera real, la manifestación necesariamente debería de parecer mágica y no científicamente comprobable.   Y aunque en muchos de los casos eso parece, por ejemplo en las curaciones espontáneas, la mayoría de las veces se dará de una forma en que te hará pensar que era el siguiente paso natural.  Poco a poco los científicos están entendiendo la parte científica de las curaciones espontáneas y su relación con las emociones.   E incluso hay quien ya se atreve a proponer un método a seguir para obtener dichas curaciones espontáneas, sin darse cuenta que al hacerlo están descubriendo cómo aplicar LOA.   Según vaya ocurriendo eso, se sentirán con la autoridad de quitarle el mérito a LOA, cuando en realidad estarán simplemente demostrando que sí funciona.    Explicar cómo se comportan los objetos ante la ley de la gravedad no hace que la ley de gravedad deje de existir.

De hecho, si crees que tu deseo no es factible, la misma LOA impedirá o por lo menos complicará que ocurra, porque esas son las vibraciones que estás emitiendo.   Planteándolo de otra forma, para que en tu vida comience a ocurrir la magia, primero tienes que creer que la magia es algo normal y posible.

Un deseo sin resistencia

Regresando al testimonio en cuestión, vemos que en cierto momento yo externé mi deseo de tener zapatos nuevos.  Cosa que, por cierto, ya tenía varios meses que había estado pensando.  Pero, no con una perspectiva de necesidad.  Ni siquiera al grado de animarme a ir a la zapatería a conseguirlos.  Y no porque no tuviera el dinero para hacerlo, pero simplemente porque los quería, pero no me sentía motivado para ir a conseguirlos.

No puedo adivinar cuáles fueron las vibraciones de mi cuñada, quien me dio el obsequio de forma equivocada. Aunque sé que mi suegra ha tenido un año complicado, por plantearlo de una forma simple.  Y, como las emociones negativas alejan las manifestaciones, o atraen manifestaciones negativas, es probable que su estado de ánimo haya facilitado su manifestación de la ausencia de su obsequio.

Todas nuestras manifestaciones tienen que ver con las vibraciones que hemos estado emitiendo, así que no se debería de considerar fortuito que mi suegra no recibiera obsequio, mientras que yo recibí dos, en lugar de uno.

Las vibraciones de cada involucrado

El Universo es vibratorio y  no contamos aún con una forma de medir la frecuencia emitida por las personas; mucho menos la de sus manifestaciones.   Sólo podemos teorizar a partir de la percepción de las emociones que una persona tiene antes de, y durante la manifestación.

Por lo pronto, me siento animado a seguir trabajando con mis ejercicios de prosperidad, entre los que se encuentra el apreciar cualquier situación, como ésta, en la que me sienta favorecido por el Universo, o si prefieres llamarle así, por la suerte.   Apreciar cualquier evento positivo, por más pequeño que parezca, nos ayuda a incrementar el impulso de nuestras vibraciones positivas y acelerar nuestras manifestaciones.  Así que, siempre que tengas un evento afortunado, aprécialo el mayor tiempo posible, para que se convierta en una inversión que te pudiera traer a su vez más manifestaciones positivas en el futuro.

Y con esa reflexión termino este testimonio navideño, esperando que haya sido de tu interés.  Pero, cuéntame, ¿te pasó alguna manifestación navideña que quieras compartir?  Me encantaría, y sé que a los lectores también, leer al respecto.

Por lo menos me gustaría saber que estás aquí, leyendo mis artículos.  Así que, ¿por qué no me dejas un saludo para saber que hay alguien de ese lado aprovechando esta información?  Tal vez quieras compartir tus buenos deseos o tus metas para el 2018.

Felices manifestaciones.

 

El Aprendiz de LOA

Referencias:

 

 

¡Aprende LOA gratis por correo!

Aprende los secretos de la Ley de Atracción de una forma simple, práctica e interesante con el Aprendiz de LOA

Podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Por favor comparte si te gustó:

Déjame saber si te gustó con un comentario

10 Comentarios sobre "Mejora tu regalo de Navidad con LOA"

avatar
Ordenado por:   más nuevo | más viejo | más popular
Alejandra Gomez Alcauter
Invitado

Hola. Muchas gracias por compartir tus experincias, me han sido de mucho utilidad

CLARA+HERNANDEZ
Invitado
Mil gracias por compartir esas experiencias, motivan mucho para que siga activando mis vibraciones positivas, he tenido experiencias extraordinarias y muy reconfortantes. Comparto una de ellas, el lugar en donde ahora trabajo es relativamente nuevo y era mi primera navidad aquí, mi jefe es el director general de esta institución y yo colaboro directamente con él, y digamos que para los dos es el primer año que pasamos estas fechas aquí, motivo por el cuál en un momento me surgió la duda sobre como sería la celebración aquí, mis nuevos compañeros me empezaron a compartir que la experiencia no era muy relevante y que no se organizaba nada especial en conjunto, que por grupos hacían sus pequeñas reuniones y nada más, de mi parte no hice comentarios sobre el asunto con nadie más y solamente me involucre nuevamente en mis tareas y deje que el asunto se quedara guardado un poco. Al paso de los días volví a pensar en el tema deseando que ojalá y ahora fuera diferente y se realizará una celebración para todos que fuera inolvidable y todos tuvieramos la oportunidad de convivir mas y estuvieramos muy contentos, yo pienso que esto fue activando mis vibraciones y… Leer más »
MMA
Invitado

Antes de comentar al respecto quiero felicitar y agradecerte por estos artículos, a mi en lo personal me apasionan ya que he experimentado acontecimientos que no son mera casualidad, Más bien son manifestaciones de algún deseo que aunque sencillas, me anima a ser siempre lo más positivo posible, Para atraer precisamente eso, COSAS POSITIVAS A MI VIDA.

Esme
Invitado

Felices fiestas a todos yo aun sigo muy triste por haber perdido mi negocio por haber sido agredida por una loca a quien confíe y por haber sido robada por otro, aun no entiendo bien los nuevos cambios en mi vida, un empleo más pagado que otros antes de iniciar mi negocio que perdí, una mascota que yo nunca quise sino mi madre en vida, una nueva residencia rentada cerca de mi hermana como ella quería en un lugar nuevo para mi, aun no logro entender el loa con todos estos cambios, solo se que esa navidad soñé con mi madre muerta como nunca antes la había soñado porque siempre la soñaba alejada de mi y ahora la soñé tranquila, serena y asegurándome que me iba a ayudar cosa que esta cumpliendo, pero yo aun sigo muy triste y me gustaría que cualquier que lea esto y sepa de algún maestro en jalisco que no sea charlatán me ayude a limpiar mis chakras me contacte al mail ibarraesmeg@gmail.com se que si recibo el mensaje es porque algo nuevo me va a traer, bendiciones a todos

Carlos
Invitado

Hola aprendiz, mis mejores deseos para todos en este año que inicia, que nuestras vibraciones nos lleven a permitir recibir lo que está en nuestros Vortex. Ciertamente tendemos a pensar que lo extraordinario ocurre por mera coincidencia, pero casi nunca pensamos que fue causalidad.